viernes, 11 de enero de 2013

Como pedirle a tu jefe teletrabajo y que no te mire de arriba a abajo

"De los guionistas de A tu jefe no le pidas no sea que te despida y Súbeme el salario que parezco el becario nos llega... Cómo pedirle a tu jefe teletrabajo y que no te mire de arriba a abajo."




Toc, Toc Toc...

 "-¿Sí? ¡Hombreee Rubén, pasa pasa! ¿Qué tal, cómo llevas el trabajo, muy liado?
-Buenas Eduardo, pues sí, liado como siempre, ya sabes.
-Pues nada, tú dirás que te trae por aquí. ¡¿No vendrás a pedirme un aumento?! Je je.
-Pues hombre ya que estamos no estaría de más tal y como está el IPC... Pero no, para eso ya vendré otro día, je je. Para lo que vengo hoy es para comentarte un tema del que me he estado informando a fondo y que creo que puede ser muy interesante para ahorrar costes a la empresa y aumentar la productividad de los empleados.
-(Eduardo abre los ojos) ¡¿Pero qué me dices?! Cuéntame eso ya mismo Rubén, je je.
-Verás, se trata del teletrabajo (Eduardo cierra los ojos), que no es trabajar en la "tele" si no trabajar a distancia, je je.
-(Edurado sonríe) Eso suena muy bonito, pero no lo veo muy claro...
-Te cuento; existen ya empresas privadas y organismos públicos que han reconvertido departamentos de desarrollo de software como en el que estoy yo y con unos resultados excelentes, es decir, ya existen casos de éxito en los que se han ahorrado muchos costes y como te digo se ha producido un aumento de la productividad.
-Pero es que la gente ya sabes como es Rubén, si les pongo a trabajar en casa no sé yo si acabarán siendo más productivos ¿eh?
-Pues te sorprenderías mucho del cambio que se produce en las personas que teletrabajan Eduardo. Date cuenta que el empleado se ahorra el atasco de todas las mañanas, el dinero en gasolina que conlleva, el estrés, el madrugón, etc., etc. Y sin embargo estar en casa le proporciona descanso y comodidad. Al final todo esto se traduce en bienestar para el empleado y sin duda productividad en su trabajo. Además de sentirse más fiel a la empresa que le permite flexibilidad y conciliación familiar.
-No te voy a negar que todo eso pinta muy bien la verdad... Pero también conllevaría un gasto importante ¿no crees? Acceso a la red, teléfonos móviles, ordenadores portátiles...
-Mira, los estudios hablan de un 50% de ahorro frente a puestos presenciales. Verás, ahora mismo casi todos los del departamento de desarrollo de software ya tenemos un portátil. El acceso a la red es una tontería, todos tenemos Internet en casa, y con una red privada VPN podemos acceder a la red de la empresa con total seguridad, como si estuviéramos aquí mismo. Y los pocos gastos que podrían existir como los teléfonos móviles saldrían rentables sabiendo todo lo que se ahorraría la empresa con el teletrabajo. Por ejemplo, ahora mismo estamos alquilando una oficina para 10 desarrolladores, ¿te imaginas dejar de pagar ese alquiler porque los 10 desarrolladores trabajan en su casa? Y no sólo eso, si no el gasto de aire acondicionado, de calefacción, menos absentismo laboral, menos bajas por enfermedad, más puntualidad, menor coste por producción, mayor acceso global a profesionales de alto nivel, facilidad de expansión geográfica, menor contaminación del medio ambiente.. y un sin fin de beneficios más. ¿Cómo te quedas Eduardo?
-Vaya, visto así... Pero eso parece tan bueno que no puede ser verdad hombre, no sé...
-Mira, si te parece bien podemos hacer una prueba como han hecho otras empresas y así te convences tú mismo. Por ejemplo, lo que podemos hacer es que mi compañero David y yo, que estamos trabajando en otra sala a parte, configuramos la VPN para acceder desde nuestras casas a la red de aquí y la semana que viene empezamos teletrabajando por ejemplo 2 días a la semana. Así esos días se pueden calcular lo que se ahorra de calefacción en esa sala. Según vayamos viendo que efectivamente se puede hacer el trabajo desde casa sin problema, vamos teletrabajando más días y vamos viendo cómo funciona.  ¿Qué te parece? De esta forma lo vamos viendo poco a poco y así comprobamos que efectivamente sale rentable.
-Bueno... vamos a ver si es verdad... por ahora probadlo sólo tú y David por si acaso... a ver cómo va saliendo esto del teletrabajo, y si efectivamente es rentable como parece pues ya lo vamos viendo para implantarlo al resto de salas... Eso sí, mantenedme informado con lo que sea y así vamos echando cuentas de los días que no vengáis para ver el ahorro ¿de acuerdo?
-Perfecto Eduardo, muchas gracias, ya verás como sí que sale rentable a todas luces. Al final el resto de empresas de la competencia acabarán pidiendote consejo sobre el teletrabajo para tenerlo ellos también, je je.
-Je je, a ver si es verdad Rubén. Lo dicho, ya me iréis contando como sale. Venga, hasta luego Rubén.
-Hasta luego Eduardo."


Clom... o plam o como narices se escriba el ruido de una puerta al cerrarse...



Si te ha gustado, comparte y quédate con la mejor parte:

10 comentarios:

  1. Opino que el teletrabajo es un tema tabú para muchos jefes, como infeniero informatico estoy deacuerdo con el teletrabajo, aunque no se pueda aplicar a muchas profesiones.
    Buen post, lo propondremos al jefe y te cuento.
    Saludos y gracias

    ResponderEliminar
  2. Así es, por desgracia aún hay mucha filosofía de la vieja empresa donde prima el "presentismo" laboral. España es de los países donde más horas echamos y menos producimos, porque al final muchos "jefes" creen que si estás en la oficina haces más. Ese pensamiento es el que hay que cambiar de raíz. ¡Ya me contarás que te dice el tuyo! :-)

    ResponderEliminar
  3. Lo de conciliar vida laboral con familiar, es algo que practicamente no existe en España, mucha teoría pero en la práctica nada de nada. En mi caso, era muy buena en mi trabajo, más de 10 años en la misma empresa, desempeñando distintas funciones, subiendo de grado con el paso del tiempo y de la experiencia, varios idiomas, viajes al extranjero, etc...hasta que cometí el "error" de quedarme embarazada y encima de gemelos. En cuanto me incorporé al trabajo, estuve como 1 año con una reducción laboral de 2 horas al dia, con lo que conllevó a malas miradas, malos comentarios, mal rollo en una palabra, dentro de la oficina. Y luego me metierón dentro de un ERE y a la calle. Debido a mi perfil profesional he tenido unas cuantas entrevistas de trabajo, pero es curioso, que antes de preguntarte por tus aptitudes profesionales, te preguntan si tienes familia, hijos. Que si un niño se pone malo quién lo va a llevar al médico, que si tienes intención de cogerte reducción de jornada,etc, etc. Encuentro el sistema de contratación español bastante arcaico y totalmente desfasado para estar en el sigo 21. Lógicamente hay puestos que por necesidad tienen que ser presenciales, pero hay muchos, prácticamente todos los de oficina, que con todos los avances tecnológicos que tenemos hoy en dia referente a comunicaciones, ambas partes saldrían beneficiadas. Uno de los costes que no he leído antes es el sueldo o salario. El empresario podría recortar ligeramente los salarios de sus trabajadores y éstos no lo notarian, ya que ya no tendrían que gastarse dinero en gasolina, dietas, etc. Lo dicho, los empresarios españoles tienen miedo a lo desconocido y no saben el potencial de ahorro que se están perdiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu comentario. No puedo estar más de acuerdo contigo. Tu caso concreto es indignante, y lo peor es que como el tuyo hay muchísimos. Es una pena que hoy por hoy en España haya tantos prejuicios y no se juzgue a la gente en el trabajo por su profesionalidad. Da la sensación de que en España seguimos en el siglo XX, por lo menos en cuanto a la mentalidad de muchas empresas, y cuidado, de empleados también. Porque efectivamente, que la gente haga comentarios por tener jornada reducida... explica muy bien el poco conocimiento actual de las posibilidades que existen sobre la conciliación familiar en empleadores como empleados.

      Desde mi humilde hacer intento crear un foco de difusión para llevar a cabo ese cambio de mentalidad en la medida de lo posible y que el teletrabajo sea una realidad en España, porque si en Europa por ejemplo más del 25% de los holandeses teletrabaja y aquí no llegamos al 5%, no es porque tengan una tecnología distinta, sino porque tienen una filosofía empresarial diferente.

      Eliminar
  4. ¿Teletrabajo? ¿Eso que es? ¿Arreglar teles? ;-)

    ResponderEliminar
  5. Estoy muy de acuerdo con la anónima despedida, y es una pena. En mi caso yo soy autónomo (diseñador interiorista), y trabajo medio día en el despacho del cliente, por las tardes hago otros proyectos desde casa. Mi mujer tiene una prometedora carrera de contable por delante, que también se podria ver truncada el día que decidamos tener niños. Aunque tenemos hablado, posiblemente yo seré el que se quede en casa. Pero sí, siempre es un tema muy complicado.

    Tampoco progresaremos hasta que trabajemos por objetivos o misiones, y no por horas. Porque tengo que trabajar 8 horas, con el mismo sueldo con un compañero que tarda el doble que yo en hacer las mismas tareas? Objetivos, plazos de entrega, y si llegas antes, pues para casa.

    Para los que quieran más información sobre el tema, sobre la história y como implantarlo, permiteme que comparta este interesante artículo sobre teletrabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Alberto, esa es la clave, trabajar por objetivos. Soy de los que creen que la jornada laboral de 8 horas tiene los días contados. La productividad se mide en objetivos cumplidos y no en horas "echadas" :-)

      Eliminar
  6. Ruben gracias por empujar y difundir este tema tan importante, en mi caso soy madre de 2 hijos y tengo 47 años, fui una estrella en el mundo laboral al igual que la compañera anonima y he pasado por las mismas fases hasta que acepté el irme a trabajar con unos amigos (supuestos amigos) que me prometieron unas condiciones que no se han cumplido en ningun momento, la crisis ayuda a que los empresarios españoles se aprovechen de manera vergonzosa de nuestras circunstancias familiares, en mi caso, soy financiera, la colaboracion profesional se ha ido convirtiendo en esclavitud profesional, cada vez más horas presenciales en la oficina porque claro por el mismo precio tengo a un ferrari que ademas me abre la puerta y coge el telefono, vamos que me falta limpiar la oficina, y te preguntas, cómo he caido tan bajo? pero la respuesta no es que tu hayas caído es que los demas te han empujado hacia abajo aprovechandose de tu responsabilidad y de tus circunstancias, es algo denunciable pero es que como mi caso hay miles de mujeres teniendo que vivir en unas circunstancias profesionales deplorables para poder conciliar la vida laboral y familiar. A mi me han llegado a decir que tengo que estar mas horas en la oficina porque se atiende mejor a los clientes y para no perjudicar al despacho, cuando yo tengo más herramientas a disposicion del cliente en mi casa que en la oficina de los sistemas informaticos con los que contamos, en un sitio donde por norma no se les da el telefono movil a los clientes porque tienen que llamar al despacho, afan de controlar todo que lo unico que produce es malestar en el empleado, sistemas arcaicos e inoperativos y a mi modo de ver pésima atención al cliente. Yo ya me estoy organizando para trabajar por mi cuenta con una idea totalmente distinta de asesor financiero personal a disposicion del cliente para trabajar en sus oficinas o bien desde mi casa pero visitándolo con frecuencia y totalmente conectada
    cambiemos esa mentalidad por favor
    gracias
    Almudena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sólo me queda aplaudirte por la decisión que estás tomando de trabajar por tu cuenta Almudena. Efectivamente la vieja filosofía empresarial con tintes de explotación no hace más que pisotear la profesionalidad de los trabajadores sin apenas tenerlos en cuenta, y como bien dices, lo peor es que como tu caso hay miles.
      Pero me parece estupendo que tengas esa fuerza de voluntad y valentía para saber que vales mucho más y que muchas veces es mejor "solo" que mal acompañado. Lo importante de tu caso es la decisión que has tomado, porque el cambio siempre comienza en uno mismo.
      Ojalá que en unos meses vea otro comentario tuyo hablando de lo orgullosa que estás de haberte lanzado a por todas. ¡Ánimo!

      Eliminar

¿Tú qué opinas?