viernes, 11 de enero de 2013

Como pedirle a tu jefe teletrabajo y que no te mire de arriba a abajo

"De los guionistas de A tu jefe no le pidas no sea que te despida y Súbeme el salario que parezco el becario nos llega... Cómo pedirle a tu jefe teletrabajo y que no te mire de arriba a abajo."




Toc, Toc Toc...

 "-¿Sí? ¡Hombreee Rubén, pasa pasa! ¿Qué tal, cómo llevas el trabajo, muy liado?
-Buenas Eduardo, pues sí, liado como siempre, ya sabes.
-Pues nada, tú dirás que te trae por aquí. ¡¿No vendrás a pedirme un aumento?! Je je.
-Pues hombre ya que estamos no estaría de más tal y como está el IPC... Pero no, para eso ya vendré otro día, je je. Para lo que vengo hoy es para comentarte un tema del que me he estado informando a fondo y que creo que puede ser muy interesante para ahorrar costes a la empresa y aumentar la productividad de los empleados.
-(Eduardo abre los ojos) ¡¿Pero qué me dices?! Cuéntame eso ya mismo Rubén, je je.
-Verás, se trata del teletrabajo (Eduardo cierra los ojos), que no es trabajar en la "tele" si no trabajar a distancia, je je.
-(Edurado sonríe) Eso suena muy bonito, pero no lo veo muy claro...
-Te cuento; existen ya empresas privadas y organismos públicos que han reconvertido departamentos de desarrollo de software como en el que estoy yo y con unos resultados excelentes, es decir, ya existen casos de éxito en los que se han ahorrado muchos costes y como te digo se ha producido un aumento de la productividad.
-Pero es que la gente ya sabes como es Rubén, si les pongo a trabajar en casa no sé yo si acabarán siendo más productivos ¿eh?
-Pues te sorprenderías mucho del cambio que se produce en las personas que teletrabajan Eduardo. Date cuenta que el empleado se ahorra el atasco de todas las mañanas, el dinero en gasolina que conlleva, el estrés, el madrugón, etc., etc. Y sin embargo estar en casa le proporciona descanso y comodidad. Al final todo esto se traduce en bienestar para el empleado y sin duda productividad en su trabajo. Además de sentirse más fiel a la empresa que le permite flexibilidad y conciliación familiar.
-No te voy a negar que todo eso pinta muy bien la verdad... Pero también conllevaría un gasto importante ¿no crees? Acceso a la red, teléfonos móviles, ordenadores portátiles...
-Mira, los estudios hablan de un 50% de ahorro frente a puestos presenciales. Verás, ahora mismo casi todos los del departamento de desarrollo de software ya tenemos un portátil. El acceso a la red es una tontería, todos tenemos Internet en casa, y con una red privada VPN podemos acceder a la red de la empresa con total seguridad, como si estuviéramos aquí mismo. Y los pocos gastos que podrían existir como los teléfonos móviles saldrían rentables sabiendo todo lo que se ahorraría la empresa con el teletrabajo. Por ejemplo, ahora mismo estamos alquilando una oficina para 10 desarrolladores, ¿te imaginas dejar de pagar ese alquiler porque los 10 desarrolladores trabajan en su casa? Y no sólo eso, si no el gasto de aire acondicionado, de calefacción, menos absentismo laboral, menos bajas por enfermedad, más puntualidad, menor coste por producción, mayor acceso global a profesionales de alto nivel, facilidad de expansión geográfica, menor contaminación del medio ambiente.. y un sin fin de beneficios más. ¿Cómo te quedas Eduardo?
-Vaya, visto así... Pero eso parece tan bueno que no puede ser verdad hombre, no sé...
-Mira, si te parece bien podemos hacer una prueba como han hecho otras empresas y así te convences tú mismo. Por ejemplo, lo que podemos hacer es que mi compañero David y yo, que estamos trabajando en otra sala a parte, configuramos la VPN para acceder desde nuestras casas a la red de aquí y la semana que viene empezamos teletrabajando por ejemplo 2 días a la semana. Así esos días se pueden calcular lo que se ahorra de calefacción en esa sala. Según vayamos viendo que efectivamente se puede hacer el trabajo desde casa sin problema, vamos teletrabajando más días y vamos viendo cómo funciona.  ¿Qué te parece? De esta forma lo vamos viendo poco a poco y así comprobamos que efectivamente sale rentable.
-Bueno... vamos a ver si es verdad... por ahora probadlo sólo tú y David por si acaso... a ver cómo va saliendo esto del teletrabajo, y si efectivamente es rentable como parece pues ya lo vamos viendo para implantarlo al resto de salas... Eso sí, mantenedme informado con lo que sea y así vamos echando cuentas de los días que no vengáis para ver el ahorro ¿de acuerdo?
-Perfecto Eduardo, muchas gracias, ya verás como sí que sale rentable a todas luces. Al final el resto de empresas de la competencia acabarán pidiendote consejo sobre el teletrabajo para tenerlo ellos también, je je.
-Je je, a ver si es verdad Rubén. Lo dicho, ya me iréis contando como sale. Venga, hasta luego Rubén.
-Hasta luego Eduardo."


Clom... o plam o como narices se escriba el ruido de una puerta al cerrarse...



Si te ha gustado, comparte y quédate con la mejor parte: