sábado, 26 de enero de 2013

¿Computación en la nube? ¡Pero si no sé volar!

Tranquilo que no hace falta saber volar para trabajar en la nube (aunque seguramente sea un "plus"). Esto es el Cloud Computing, y quedaros con el nombre que cada día es más famoso, a pasos agigantados.


A ver, supongamos que eres un valiente español y quieres montarte una Start-Up, que últimamente está muy de moda, y tu idea de negocio es crear un juego para dispositivos móviles. ¡Genial! Bien, así de primeras vas a necesitar ordenadores para desarrollarlo, servidores para mantener datos de las partidas y de los jugadores, quizás alojamiento para tu web y seguramente recursos técnicos y humanos para mantener todo esto... ¿Cómo se te queda el cuerpo? Tu Start-Up a pasado a ser End-Down en 5 segundos por la falta de dinero para llevar a cabo todo este desembolso inicial.

Bueno, pues tranquilo que lo mismo el Cloud Computing te ayuda en esto, porque no es otra cosa que tener todo lo que he mencionado pero en la red o la nube, que también está muy de moda llamarlo así. Es decir, que tu servidor puede estar en la red, tu entorno de trabajo puede estar en la red o incluso todas tus aplicaciones pueden estar en la red. ¡Vamos, que basta con que tengas Internet para entrar en tu oficina!

Lógicamente no es oro todo lo que reluce, pero más vale plata que cuchillo de palo y no entran moscas... Yo me entiendo...


Pros

  • Accesibilidad las 24 horas y los 365 dias del año
  • Copias de seguridad de forma segura y automática
  • Mayor velocidad de procesamiento para acceder desde sitios remotos (el ancho de banda de los data centers desde donde se procesa suele ser mayor que el tuyo)
  • Ahorro de infraestructuras para los servidores y en contratación de personal cualificado para su gestión
  • Dependiendo de los data centers la renovación de los servidores a nuevos modelos suele estar garantizada
  • La seguridad frente a incendios o robos en las instalaciones donde se mantienen los data centers es mucho mejor que la que puedas tener en tus propias instalaciones
  • El desembolso inicial es mucho menos menor, ya que sólo necesitarás equipos para conectarte a Internet

Contras

  • Lógicamente si no tienes acceso a Internet no puedes trabajar, y eso también significa no poder acceder a los datos de tu empresa o de tus clientes
  • Según lo que pagues a los proveedores del servicio podrás tener servidores privados o compartidos, lo que puede afectar al rendimiento de los mismos
  • Tienes que mantener siempre el alquiler del servicio, así que no puedes tenerlo en cuenta como una amortización a largo plazo como podrías hacer con los bienes comprados
  • Hay que analizar detenidamente los costes del alquiler del servicio y comprobar que efectivamente es más rentable que su compra
  • Si no necesitas acceso remoto para mantener tu idea de negocio, será mucho más rápido acceder directamente a la red interna de tu empresa

Así que según lo que vaya a crear y vender tu empresa te puede ser muy útil o no, pero créeme que tiene muy buena pinta. Si te animas, que sepas que los proveedores abanderados del Cloud Computing entre muchos otros son Salesforce, Google, Amazon o Microsoft.

¿Y tú donde "computas"?



Si te ha gustado, comparte y quédate con la mejor parte: