lunes, 16 de marzo de 2015

¿Cómo estudiar el SEO de tu competencia?

¿Cómo estudiar el SEO de tu competencia?
Posicionar una página web en el top 10 puede ser relativamente fácil. Pero sólo en los casos en los que la competencia, para unas palabras clave determinadas, es baja. Generalmente, cuando la competencia es baja, es porque las búsquedas mensuales de esas palabras clave en Google no son elevadas. Si no, es que has encontrado una mina de oro.


No quiero decir con esto que si creas una marca desde cero, sin utilizar palabras clave en el nombre de dominio, no vas a poder posicionar bien tu página principal. Si creas buen contenido para diferentes palabras clave más fáciles, puedes conseguir un buen tráfico a lo largo del tiempo. Esto es lo que conocemos como una estrategia de larga cola o long tail.

Con el tiempo irán conociendo tu marca y quizás incluso llegue a haber unas cuantas búsquedas mensuales del nombre de tu marca. Estarás influyendo en las búsquedas de los usuarios. Piénsalo, si no existiera una empresa que se llama “Zara”, probablemente muy poca gente escribiría esa palabra en Google.

En todo caso, para llegar al nivel de una gran marca hace falta mucho esfuerzo, mucho tiempo y mucha inversión. No se puede conseguir a corto plazo. La mayoría de los nuevos proyectos empresariales lo que intentan no es conseguir la mayor parte de su tráfico a través del nombre de la marca, sino posicionarse para unas palabras clave donde la competencia no es demasiado elevada, tanto a través del SEO como del SEM.

Pero para eso es imprescindible primero estudiar la competencia a la que te enfrentas.


Cómo estudiar la competencia en Google

Lo primero que necesitas hacer es tener claro para qué palabras clave te quieres posicionar y analizar si es factible con los recursos de los que dispones.

Cómo estudiar la competencia en Google

Para averiguar qué palabras clave te convienen más, puedes utilizar herramientas como Traffic Travis, que introduciendo unas keywords en específico, te indicará el nivel de dificultad para tratar de posicionarte ahí. Un nivel bajo o medio es razonable; deben ser 2 o 3 o más palabras para que resulte más realista. Posicionarse para 1 sola palabra puede ser mucho más complicado.

Una vez tengas por ejemplo una lista de las 10 palabras clave que más te interesan, debes estudiar las páginas que hay posicionadas para esas keywords. Deberías estudiar:


  •  Cuántas páginas tienen indexadas
  • Cuáles son sus meta-etiquetas
  • Cuántos backlinks tienen y de qué relevancia
  • Cuál es su autoridad de dominio, o su PageRank
  • Cuál es su posición en el ranking de Alexa
  •  Cuál es la antigüedad de su dominio
  • Cuántas veces se ha compartido en redes sociales
  •  Calidad y cantidad del contenido
  •  Calidad del diseño web

Algunos aspectos deberás analizarlos manualmente o con la ayuda de un experto en SEO, pero la mayoría podrás hacerlos utilizando la barra de navegación de SEOQuake, que te informa de todos estos datos de cada URL que aparece en las SERPS de Google.

Otras herramientas útiles que puedes utilizar son OpenSite Explorer y SEMRush, que ayudarán a analizar el perfil de enlaces entrantes que reciben dichas páginas de tu competencia. Elabora un informe con todos estos datos y dispondrás de una información muy relevante sobre el SEO de tu competencia.


¿Qué hacer con la información de SEO de tu competencia?

Una vez tengas claro cómo va el SEO de tu competencia, tendrás datos para elaborar una estrategia. Hay quien tiene claro que necesita posicionarse más a corto plazo y no va a poder conseguirlo a través de técnicas de optimización SEO. Por tanto, apuesta por invertir en publicidad online y tratar de que sus anuncios aparezcan por encima de los resultados de búsqueda de sus competidores.

Nuestra recomendación es que no hagas publicidad con Google Adwords sólo de la página principal de tu tienda online, o la web principal de tu empresa. Ten en cuenta que, cuanto más enfoques tu estrategia, más fácil será que los clics se conviertan en conversiones a ventas.

Por tanto, yo crearía una serie de landing pages sencillas, comprando dominios .es baratos, o los que estén disponibles, para las palabras clave que te interesen, y hagas una campaña limitada en el tiempo para buscar tus primeras ventas o leads a través de la publicidad online.

Y ojo con usar proveedores de hosting con "mala fama" porque te puede salir el tiro por la culata, y sino mira este análisis sobre 1and1...

Todo esto mientras trabajas seriamente el SEO de tu página web principal, que tardará varios meses o incluso años en ofrecer resultados más relevantes, dependiendo de cómo se esté haciendo.

Has de pensar también que el SEO de tu competencia es cambiante; puede que ellos estén trabajando también en estrategias de enlaces, o puede que no. Deberás evaluar en qué medida puedes competir con ellos, o bien, incluso, cambiar a otras palabras clave y crear otra estrategia si ésta requiere de un grado de esfuerzo e inversión que no puedes asumir porque la competencia es demasiado alta.


Regularmente, deberás hacer un seguimiento del posicionamiento de tu competencia, pero sin obsesionarte en mirar todos los días qué ha cambiado.

:-)


Si te ha gustado, comparte y quédate con la mejor parte: