lunes, 15 de julio de 2013

Ciudadanía y gobierno en red

Dados los tiempos que corren, me parece muy interesante abordar este tema para intentar encauzar la idea a una realidad. Hoy en día empezamos a darle realmente la importancia que se merece a la conexión que debe existir entre los ciudadanos y los gobiernos que les representan. Jordi Graells (@jordigraells) licenciado en geografía y dedicado a la innovación en la Administración a través de Internet, es el autor de esta presentación que explica muy bien las ideas básicas para llevar a cabo esta conexión entre los gobiernos y quienes los eligen, nosotros:




Destacaré las 3 ideas que me han parecido las más importantes:
  • Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC): hoy en día es imposible no contar con ellas para acercar posturas entre representantes y representados, ya que permiten el contacto directo e instantáneo. Pueden servir como "tablón" de anuncios, pero el verdadero significado que ofrecen es la comunicación bidireccional; ya sea como soporte de datos públicos para facilitar su uso y entendimiento, simplificar y agilizar las gestiones administrativas, o establecer una relación cercana y actual.
  • Gobiernos transparentes, participativos y colaboradores: las TIC son el medio, pero no existe comunicación si una de las partes no desea comunicar. Por eso es muy importante el papel que juegan los gobiernos, porque tienen la posibilidad y la capacidad de abrirse a la ciudadanía, compartir datos reales, participar en una mejora continua de la relación y colaborar en las necesidades de ambas partes. Los gobiernos deben entender que se encuentran al servicio de los ciudadanos y que son sus "socios" para apoyarse y ayudarse mutuamente.
  • Ciudadanía activa y responsable: como decía, no existe comunicación si una de las partes no desea comunicar, y eso también va por la ciudadanía, que al fin y al cabo es la que elige a sus representantes y por lo tanto debe hacerles partícipes de su opinión y sus necesidades. Como ciudadanos debemos tomar conciencia de nuestra responsabilidad y nuestras obligaciones, y por ello es clave que participemos de forma activa, para obtener el mayor beneficio de la relación gobierno-ciudadanía.

Resumiendo, gobiernos y ciudadanía deben de ir de la mano, no se entiende el uno sin el otro, y las nuevas tecnologías deben servir para que cada uno de ellos obtenga lo mejor del otro. Cuando se alcance este nivel de relación basado en el Open Government (#oGov) entonces se encontrarán más y mejores soluciones basadas en el apoyo mutuo.

¿Aún crees que no puedes hacer nada?

Si te ha gustado, comparte y quédate con la mejor parte: