miércoles, 3 de abril de 2013

Windows 8 no arranca

Por el título bien podría tratarse de un artículo técnico para ayudarte a que arranque Windows 8, pero la verdad es que no sé ni de qué color es la pantalla de inicio, y ahí está la clave, que ni lo sé y de momento ni me importa. Y es que parece que Windows 8 no llega ilusionar a la gente como se esperaba o como esperaban los chicos de Bill, y aunque empieza a tener alguna mejora en el mercado, no es ni por asomo lo "normal". Por ejemplo, mi propia experiencia siempre ha sido que al poco tiempo de lanzarse un nuevo Windows ya lo estaba instalando en mi PC, y sin embargo con el nuevo no he notado ni la más mínima curiosidad. ¿Miedo al cambio? ¿Pereza por el aprendizaje?


Pues creo que ni lo uno ni lo otro, porque las mismas razones tendría con cada nueva versión que he instalado, pero este caso ha sido especial, creo que se han alineado algunos planetas que han acabado por chafarle el plan al Bill's Team:

  1. Por fin tenemos versiones "estables" de Windows: muchos negarán la mayor, pero creo que con XP y 7 tenemos un par de Windows bastante estables, y probar uno nuevo como conejillo de indias cuando estos ya funcionan... no apetece.
  2. No se venden tantos PCs con Windows: ni 8, ni 7 ni ná, la venta del Sistema Operativo ha bajado, pero no por su culpa directamente, sino porque se venden menos PCs con él instalado y más tabletas o smartphones con Android, y en éstos el W8 tampoco llegar a convencer mucho. Además cada vez más gente se cambia a la manzanita o Linux y derivados, como el famoso Ubuntu.
  3. Su nueva interfaz: como decía antes, tener una nueva interfaz más moderna y posiblemente orientada a tablets requiere un "aprendizaje" inicial. Lo que menos personas saben es que permite volver a la interfaz de siempre con un simple click si queremos.
Seguro que me dejo alguna razón más en el tintero, pero para eso estás tu, ¡para que me la comentes! Y dicho esto, seguramente en un futuro acabe pasándome al nuevo W8 porque acaban "obligándote". También es cierto que por todos los comentarios que he recibido sobre él parece más rápido y eficiente, no haciendo justicia a su flojo despegue en el mercado. Nadie dijo que el futuro fuera con las ventanas de Bill.



Si te ha gustado, comparte y quédate con la mejor parte: