miércoles, 27 de febrero de 2013

Buenos hábitos del teletrabajador - Parte II

Seguimos con la lista de buenos hábitos del teletrabajador para mantenerse en alerta y no dejarse llevar por las comodidades del hogar. Además, gracias a estos consejos no se verá mermado el rendimiento del teletrabajador y se evitará "echar" más horas de las debidas, muy frecuente en el trabajador "casero" aunque no os lo creáis:

  • Planificación: una agenda puede ser la mejor aliada del teletrabajador. Si planificas las tareas que tienes que hacer durante el día o la semana puedes administrar mejor el tiempo que dedicarás a cada una de ellas. Si por ejemplo nos quedamos encasillados en una tarea, es mejor descansar un rato, pasar a la siguiente y volver a ella más tarde, verás como lo ves de otra forma. Planificar también el resto de tareas del día que no sean del trabajo te puede ayudar a separar mejor los horarios laboral y personal.
  • Postura y descanso: es muy importante tener una postura correcta sentado en el ordenador (delante de él, claro, que si te sientas encima ¡lo rompes!), colocando adecuadamente la espalda, las piernas, los pies e incluso los brazos y las muñecas. Cuando pasas muchas horas sentado de malas maneras puedes tener fatiga ocular, fatiga física, dolores de cabeza, de espalda, de cuello, etc. Y tan importante es la postura como descansar cada cierto tiempo, por ejemplo 5 minutos cada hora, ya sea levantándote un rato, visitando la nevera, estirando las piernas, etc. También es aconsejable relajar la vista; un buen truco es mirando de vez en cuando a cosas que tengamos a cierta distancia para cambiar el enfoque y descansar así del brillo de la pantalla. De esta forma estarás cuidando tu salud, créeme.
  • Comunicación: una de las claves para no resentir tu ausencia física en la oficina es mantener una comunicación fluida y constante con el resto de compañeros del trabajo. Revisa el correo electrónico, llama o escribe por el Skype a los compañeros cada cierto tiempo, estate disponible y accesible para todo el que necesite contactar contigo, etc. En definitiva, que no te sientas aislado por no estar en la oficina.

Si seguís estos consejos veréis como notáis mejoría en vuestra salud física y mental y por lo tanto en el rendimiento de vuestro trabajo como buen teletrabajador :-)




Si te ha gustado, comparte y quédate con la mejor parte: